Defectos secundarios

Esta vez no le valio con decir que no le habian avisado...

-"Es que a mi nadie me habia avisado", lo volvio a intentar, nobstante.

-"Precisamente por eso...", le dijo el sorprendentemente amable tipo de la aduana, "...porque nadie le ha visado", al tiempo que movia los dedos como redondeando un moco invisible.

Capto el mensaje a la primera, con dolor saco unos dolares de la riñonera de cuero y se los paso doblados en el pasaporte. Putum!, sonrisa Risi y documento matasellado. Mal empazaba aquello, se dijo, todavia no habia pasado al otro lado y ya le estaban robando, a ese paso acabaria desriñonado antes de llegar a los Andes.

Tampoco era para tanto, tenia que haber estado este en Paris, donde te piden dinero hasta para ir a cagar, en Lima las autoridades no querian asustar a los turistas que les llenaban los bolsillos cuando nadie estaba mirando, el que no hacia la vista gorda la tenia cansada (aunque yo creo que precisamente se les cansaba la vista por gorda...), todo era cuestion de no dar mucho el cante, de no ser avaricioso, de no romper el saco de tanto dar por el idem (como el inem). Se relajo, se acomodaron las mochilas con un saltito troton y salieron de la mano.

Todo empezo estando un dia de paseo por el Moncayo, cuando buscando setas se topo con una tipa de lo mas raro que a todas luces le parecio una iluminada. Ella dijo llamarse Milagros y buscaba magic masrums. Tras una breve charla:

-El: "Esto... hola... vienes mucho por aqui?", al mas puro estilo woodyallenciano.

-Ella: "los jueves".

-El: "esto... hace calor hoy... eh?".

-Ella: "si quieres te como el nabo", al tiempo que llevaba la manita al falo y despejaba cualquier duda que pudiera haber.

Al principio el se mostro reacio porque sabia que la amanita faloides podia ser mortal, pero en verga dura la embergadura de sus labios le convencio de lo contrario. Si no fue alucinatorio al menos si fue de alucinar. Sobrevivio.

Varios jueves despues de quitarle a aquella mujer la falda en el Moncayo, su otra mujer (la suya de toda la vida, para la que chupar pollas era algo extrangero) le pillo la agenda porque sospechaba algo: "tanto campo, tanto campo, seguro que no mestas engañando...?", y vio con horror fingido como en los ultimos tres meses habia puesto en todos los Jueves: Milagros!. Asi que aduciendo que su marido se habia vuelto loco, o incluso peor, Berlanga, se fue con uno que vino a leerla el contador del gas aun sabiendo perfectamente que ella usaba bombonas de butano porque se las repartia el.

Por suerte, ese jueves Milagros le conto que pertenecia a una comuna (como odiaba esa palabra, ella siempre preferio llamarla secta) que vivia en un pueblo oscense abandonado donde pronto quedaria vacante la plaza de chaman. Le dijo que dados sus conocimientos mico logicos y el hecho de que alli estaban todo el dia con el mono no tendria problema en la entrevista. Dejo su curro de taquillero en La Romareda y para alla que se fue sin dudarlo. Los de la secta, puestos de setas, le dieron el puesto al instante sin esperar ni si quiera a que se muriera el antiguo chaman, que despues de una ceremonia intima (no te creas, tampoco estaba el viejo como para dar demasiado por culo) le dio por iniciado, con tan mala fortuna que recien estrenado en el cargo comenzo el peor invierno registrado en los anales (tampoco se recordaba mucho, andando tol dia en chanclas y endrongados como andaban). Una noche un alud de nieve dejo el pueblo sepultado. El, que no te lo he dicho se llamaba Josemari, o Chema como le llamaba su ex-mujer, sobrevivio al impacto, pero cuando consiguo salir a la superficie y llamar a grito pelao de frio: "venid que os cense!!", decia, no le respondio ni dios, quiza porque no le oyeron o quiza porque no se dieron por aludidos, espera, por aludidos si que se dieron, quiza por eso no le oyeran (tu ya mentiendes, saca tu tus propias contusiones).

Se hizo un canuto y se sento. Tenia hambre y dijo en alto: "oscenses, si os encuentro os ceno", pero lo encontro obsceno y decidio esperar a que viniera la hipotermia a ponerle punto y final.

Fue entonces cuando de repente se le aparecio la virgen de Lurdes, tal cual. Una alpinista francesa profesional que habia cruzado el Pirineo como entrenamiento previo a su intento de ascender el pico Huascaran (que al contrario que dios, si quexiste). Lo de virgen no lo digo porque tuviera 13 años (habia puesto 17 pero las niñas de hoy en dia sois unas guarras), no, lo digo porque Jacqueline era mas fea que unas manchas blancas de sudor en los sobacos de una camiseta negra, o peor aun, unas manchas de sudor amarillas en una camiseta blanca, espera, espera, no, incluso peor aun, era mas fea que unas manchas de sudor amarillas en una camiseta negra, que digo!, unas manchas de sudor negras en una camiseta amarilla (hazte a la idea, una camiseta amarilla!), y ademas mas gilipollas que un haiku y con la perilla sin depilar, por eso a sus 37 años no habia habido manera de que la prospectaran el coño y mira que lo habia intentado, incluso diciendo que alli habia petroleo. Lo de Lurdes lo digo porque era de alli, hostias, que hay que decirlo todo.

-"La virgen!", dijo Chema cuando la vio aparecer entre los arboles con las raquetas en los pies, vestida de expedicion alfiles de lo imposible.

-"Oui, se mua...", dijo ella, sorprendida y contrariada en la misma medida porque ya de lejos la gente se daba cuenta que seguia con el chichi intacto (es oportuno aclarar que cuando digo intacto me refiero a intacto en su afeccion puramente academica, no a intacto de tacto, animal o cosa, que Jacqueline se hacia pajas como todo el mundo y ademas tenia un San Bernardo).

Aquella noche, en el igloo que Jacqueline habia construido en media hora con las manos, Chema le vacio el barril al San Bernardo y la yogurtera a Jacqueline, que se dio por iniciada. Repetidas veces. Hasta quel perro, celoso, se le encaramo y le dio por su perineo aragones, haciendo de aquello un 'menasatrua' que para si lo hubiera querido un ministro ingles.

Y asi pasaron el invierno. Calentitos.

Y asi llegaron a Peru, de la mano, que si recuerdas (recuerdas?) es por donde empece. Ella ilusionada por subir una montaña, el por hacer algo mientras se le ocurria algo que hacer.

Hasta que a la tercera noche discutieron por cuestiones de pesos, que no de dinero. Mientras se desvestian a Chema se le escapo un: "ay que ver como te has puesto, Jacquline, seguro que vas a poder subir..." a lo que ella le respondio con un vatuferfutre y un orvuar.

Joder con las francesas, iba pensando Chema cuando salio tempranito a dar un paseo, a ver si pillaba unas hojas de coca en el mercado central. Iba asi distraido mascullando, masticando, cuando al doblar una esquina se le aparecio el Macho Pichu, un luchador que conocio en Zaragoza en una velada de lucha libre en la Basilica del Pilar, cuando por una temporada se convirtio en el deporte de moda y fenomeno social. Le dieron al pico mientras le daban al Pisco y Chema le acabo comentando que habia descubierto su vocacion siendo chaman. El señor Pichu (no confundir con Picachu, por favor) le subio entonces en su burro Incauto, (o su inca auto como el lo llamaba, con mas chispa que tu primera colonia, ya ves), y le llevo a una aldea cercana a que probara la ayahuasca que hacia su abuelo, que, casualidades de la vida, tambien era chaman. Burro e incauto como el solo, lo que no sabia Chema era que se iba a tirar tres dias en ayunas y otros tres dias vomitando el fuero interno, eso si, al septimo dia resucito, y lo hizo con las visiones mas impresionantes que habia experimentado desde que se dio a la experimentacion.

-"Me tiene que dar usted la receta", le dijo al abuelo Pichu cuando por fin aterrizo de su viaje extra corporal, como quien pregunta como se hacen unas migas.

-"Ayahuasca hay en Huesca", le respondio el viejo. Dejandole helado de lima limon.

El Macho Pichu le explico mas tarde que lo de la gira de lucha libre de los 70 no fue mas que una tapadera para traer ayahuasca a los pocos hippis europeos que empezaban a aflorar. No por nada Ibiza se convirtio por aquel entonces en el epicentro de la lucha libre internacional. Le dijo tambien que en aquella gira en que se conocieron habia llevado personalmente un envio a una comuna en un pueblo abandonado de Huesca.

-"No me digas mas, Macho...", dijo Chema, sabiendo perfectamente donde tenia que ir a mirar.

Y volvio al Pirineo, y volvio al pueblo abandonado y era primavera y aquello estaba cubierto de flores y no de nieve como se temia que iba a estar. Busco por las casas y en la iglesia sin techo, bajo el altar, encontro un esqueleto envolviendo una caja de ploriespan. Supo inmediatamente lo que habia dentro, tambien supo inmediatamente quel esqueleto era Milagros porque aquella falda la habria reconocido aunque hubieran pasado mas de mil años, muchos mas.

Paso el tiempo y la comuna volvio a cobrar vida con el como gran chaman, con el Macho Pichu de pinche cocina y un San Bernardo que hacia milagros haciendo de Milagros. Y cuando vio que le llegaba la hora, que su cuerpo ya no podia mas, eligio a uno de sus discipulos para que ocupara su puesto, un tal Jose Luis Rodriguez que parecia buen chaval, al que dio el nombre chamanico de el Puma, aunque todos le siguieran llamando por su nombre que en quechua significa "aquel que hace zapatos", y que es a lo que se dedicaba antes de llegar a la comuna huyendo de una crisis familiar (crisis, si, has leido bien).

Chema desaparecio un dia, se cree que iba de camino a Lurdes (aunque mas de uno en la comuna penso que tenian que haberlo matado para aliviar su sufrimiento, el suyo propio, no el de Chema) y el Puma continuo su legado haciendo buenas migas y con la ayuda de una campaña publicitaria hecha de PRISA y corriendo y un cursillo CCC de como hablar en publico moviendo las manos como un teleñeco, llevo el chamanismo a otro nivel, alcanzando cotas dificiles de imaginar (a ver si te lo tragas enterito valiente!).

Pis, hermano, pis. (ques a lo que iba, pero te he entretenido y me lo he acabado por hacer encima, meo culpa, y no veas que risa me da...).

6 comentarios:

Tartamundos Trotamudo dijo...

MMO.

Mr Hans dijo...

yo tambien me meo en las mamellas de una monja japonesa, esa misma tambien.

Pasame tu telefono nuevo que te tengo que contar una cosa.

u minúscula dijo...

hola..

Jezabel dijo...

jujujuju, que chungo es el cierzo para el cerebro. Igual te copio lo de "prospectaran el coño", aunque no sé pa qué, pero me ha encantao. Besos, có.

Moni dijo...

Joder, macho, creía que la única persona de enrevesar tanto las cosas era Jezabel pero veo que no es la única, besines

Llorenç de Pina dijo...

Jode, como pa no mearse, pero de la risa. Muy bueno, me estoy aficionando a tus textos y tó eso.